Contenido

Explora las ruinas y los artefactos antiguos en el museo Palatino

Entradas ColiseoMuseo Palatino

Situado 40 metros por encima del foro romano, el monte Palatino es conocido como el núcleo del Imperio Romano. La más céntrica de las siete colinas de Roma domina las antiguas ruinas del foro romano, el Coliseo y el Capitolio, por un lado, y el estadio del Circo Máximo, por el otro. También alberga el museo Palatino, que cuenta con una impresionante colección de artefactos que se remontan al Paleolítico medio. Sigue leyendo para saber más sobre por qué deberías visitar este museo y cómo puedes sacarle el máximo partido durante tu viaje a Roma.

¿Por qué visitar el museo Palatino?

museo palatino

¿Dónde está el museo Palatino?

museo palatino

El museo Palatino está situado justo encima del foro romano, en el monte del Palatino, en el centro de la ciudad, por lo que es fácilmente accesible en transporte público. Puedes llegar al museo en metro, autobús o tranvía. 

La estación de metro más cercana es Colosseo, de la línea B. El museo está a solo dos minutos a pie. Si tomas el tranvía, sube a la línea 3 y baja en Colosseo. Las líneas de autobús 60, 75, 84, 85, 87, 117, 175, 186, 271, 571, 810 y 850 paran en Colosseo, por si tienes previsto viajar en autobús.

Historia del museo Palatino

El primer museo Palatino fue construido a finales del siglo XIX por Pietro Rosa y se situaba en la planta baja del edificio Farnesio, en el monte Palatino. El museo albergaba esculturas encontradas en la colina durante el reinado de Napoleón III. En 1882, Rodolfo Lanciani demolió el edificio para formar una conexión entre el foro romano y el monte Palatino, mientras que Gherardo Ghirardini trasladó los objetos del museo al Museo de las Termas de Diocleciano.

El arqueólogo italiano Alfonso Bartoli construyó un nuevo recinto en 1868 sobre los restos de la demolida Villa Mills. Trasladó las esculturas y otros objetos del Museo de las Termas de Diocleciano (que, para entonces, había empezado a llamarse Museo Nacional Romano) a este edificio, que originalmente se llamaba Monasterio de la Visitación. Alfonso descubrió y recogió objetos y artefactos hallados en las excavaciones de la Domus Augustana y los expuso aquí.

Sin embargo, los objetos del museo fueron trasladados de nuevo durante la Segunda Guerra Mundial y alojados en el Museo Nacional Romano. Solo se devolvió una pequeña parte de las colecciones porque el museo quería exponer las obras, ya que, supuestamente, los visitantes están más interesados en ver las ruinas del monte Palatino que el propio museo. Por lo tanto, el museo Palatino alberga ahora solo objetos y artefactos directamente relacionados con la historia del monte. El Museo Nacional Romano se reorganizó tras la aprobación de una ley sobre el patrimonio arqueológico de Roma en 1981, a raíz de la cual las esculturas pertenecientes al museo Palatino fueron devueltas a sus legítimos propietarios.

Colección del museo Palatino

El museo Palatino se distribuye en dos plantas con cuatro salas en cada una. La colección representa la historia del Palatino desde sus orígenes hasta las épocas republicana e imperial.

museo palatino

Salas I a III

Las salas I a III de la planta baja albergan objetos de piedra que indican la presencia humana desde el Paleolítico medio hasta el superior. También hay restos de cabañas que datan del siglo VIII a.C., vasijas y utensilios empastados de fabricación local, una tumba infantil del siglo VII a.C. y varios otros descubrimientos realizados en el Palatino de la época republicana.

museo palatino

Sala IV

La Sala IV consta de obras que datan de las épocas arcaica y republicana. Alberga un altar del período del reino de Silla dedicado “a un dios o diosa”, una técnica para ocultar a los enemigos la verdadera identidad del dios o diosa al que estaba dedicado el altar. En esta sala también se encuentran varias antefijas de terracota policromada que datan de distintas épocas y que representan a Júpiter, Apolo y Juno Sospita.

museo palatino

Sala V

Contempla las obras expuestas en esta sala de la época del emperador Augusto. Aquí encontrarás una ecléctica estatua del dios Hermes creada por los escultores griegos Lisipo y Policleto, así como una estatua de bronce de un atleta victorioso encargada por el emperador Octavio tras la batalla de Actium. También alberga algunas antefijas y placas en bajorrelieve hechas con terracota. La sala contiene también un fresco excavado en 1950 que representa al dios Apolo sentado en un trono con una corona en la cabeza.

museo palatino

Sala VI

En esta sala encontrarás varias decoraciones y pinturas creadas en el estilo tradicional Opus Sectile de la Domus Transitoria, el primer palacio del emperador romano Nerón, que fue destruido en el gran incendio de Roma en el año 64 d.C. y posteriormente ampliado por la famosísima Domus Flavia.

museo palatino

Salas VII y VIII

Estas dos salas exponen una amplia selección de obras que representan la historia de Roma desde la época de Julio Claudio hasta la Tetrarquía. Contempla varios retratos impresionantes de emperadores romanos como Nerón, Agripina, Minore, Adriano, Marco Aurelio, Antonino Pío y Adriano, entre otros. Aquí encontrarás también el famoso grafito de Alexamenos, del siglo III d.C., que representa dos figuras: una con la cabeza de un asno crucificado y la otra con un brazo levantado. En el centro hay una inscripción en griego que dice “Alexamenus venera a Dios”.

museo palatino

Sala IX (la galería)

Por último, la novena sala, o galería del museo, es un largo túnel que alberga varias copias romanas de estatuas griegas, todas ellas procedentes de los palacios imperiales del Palatino.

El museo Palatino hoy en día

museo palatino

Distribuido en dos plantas, el museo Palatino consta de cuatro salas dedicadas a objetos de las épocas republicana e imperial. El museo narra la historia del monte Palatino, que se remonta al Paleolítico medio. La planta baja consta de objetos de piedra, restos de un poblado de cabañas, un altar de la época del reino de Silla, jarrones, utensilios empastados y numerosas antefijas de terracota policromada. La primera planta consta de mosaicos, pinturas, retratos y estatuas de mármol.

Consejos para visitantes

  • Lleva calzado cómodo porque tendrás que caminar bastante por terreno desigual.
  • El monte Palatino no está recomendado para personas con movilidad reducida debido a lo desigual que es el terreno. Sin embargo, el museo está adaptado para sillas de ruedas y es accesible para personas con discapacidad.
  • Encontrarás ruinas arqueológicas tanto en el interior como en el exterior, por lo que se recomienda visitarlas durante el día.
  • Evita llevar mochilas y bolsos grandes porque no te permitirán entrar con ellos al museo.
  • No olvides llevar tu cámara, ya que el monte ofrece unas vistas impresionantes del foro romano, el Coliseo y otros monumentos importantes.
  • Cerca del museo Palatino hay instalaciones de agua potable y aseos por si los necesitas.



Reserva tus entradas y visitas al Coliseo

Entradas prioritarias al Coliseo, Foro Romano y monte Palatino
Entradas en el móvil
Duración flexible
Audioguía
Más detalles
a partir de
25,40 €
Tour guiado exprés al Coliseo
Confirmación instantánea
Entradas en el móvil
Duración flexible
Visita guiada
Más detalles
a partir de
43 €
Visita guiada sin colas al Coliseo, foro romano y monte Palatino
Confirmación instantánea
Entradas en el móvil
3 h
Visita guiada
Más detalles
a partir de
40 €
Tour guiado al Coliseo, Foro Romano y monte Palatino con acceso a la Arena
Confirmación instantánea
Entradas en el móvil
Duración flexible
Visita guiada
Más detalles
a partir de
59 €

Museo Palatino - Preguntas frecuentes

¿Puedo visitar el museo Palatino?

Sí, puedes visitar el museo Palatino.

¿Se puede visitar el museo Palatino?

Sí, el museo Palatino está abierto a los visitantes.

¿Dónde se encuentra el museo Palatino?

El museo Palatino está situado en el monte Palatino en Roma.

¿Qué hay dentro del museo Palatino?

El museo Palatino alberga frescos, esculturas, artefactos y otros objetos arqueológicos descubiertos durante las excavaciones en el monte Palatino.

¿Qué puedo ver en el museo Palatino?

Podrás contemplar objetos que representan la historia del monte Palatino de las épocas republicana e imperial. También encontrarás diversos frescos, esculturas y pinturas que se remontan al Paleolítico medio.

¿Cómo llegar al museo Palatino?

El museo Palatino es fácilmente accesible en transporte público: metro, autobús o tranvía. Debes bajar en la parada Colosseo. Desde allí, el museo se encuentra a dos minutos a pie. Haz clic aquí para saber cómo llegar al Coliseo.

¿Merece la pena visitar el museo Palatino?

Sí, merece la pena visitar el museo Palatino porque contiene objetos y artefactos dedicados al Palatino y a su rica historia.

¿Qué objetos hay en el museo Palatino?

Encuentra una amplia selección de pinturas, decoraciones, frescos, un altar de la época del reino de Silla, esculturas, estatuas, vestigios de un poblado de cabañas y mucho más.

¿Cuánto cuesta entrar en el museo Palatino?

Las entradas para entrar en el museo Palatino cuestan a partir de 21 euros.

¿Puedo entrar gratis en el museo Palatino?

No se puede entrar gratuitamente en el museo, sino que deberás adquirir una entrada aquí para reservar tu plaza.

¿Cuándo puedo visitar el museo Palatino?

El museo está abierto de 10:30 a 19:15 todos los días, pero la última entrada es a las 18:15. Permanece cerrado el 1 de enero y el 25 de diciembre.

¿Qué otros lugares de interés hay cerca del museo Palatino?

Puedes visitar el foro Romano, la Fontana di Trevi, la plaza de España, el panteón y la plaza Navona, entre otras atracciones.